Tuberculosis animal, la necesidad de nuevas medidas

Rafael Bejarano

(Veterinario)

El descubrimiento del Mycobacterium tuberculosis por Robert Koch (1882) y el posterior reconocimiento del Mycobacterium bovis por Theobaldo Smith (1889) a fines del siglo XIX, facilitaron el reconocimiento de esta zoonosis y el inicio de las innumerables investigaciones que desde entonces vienen concretando hombres de todas las ramas de las ciencias que tienen afinidad con esta problemática sustantiva.

El reservorio principal de M. bovis es el bovino, que puede transmitir la infección a muchas especies de mamíferos, incluyendo al hombre. El hombre adquiere la infección en primer término, por vía digestiva (leche y productos lácteos crudos) y en segundo término por vía aerógena.

La infección del hombre por M. avium es rara, predominantemente ocupacional, y las vías de entrada pueden ser tanto la aerógena (polvo de gallineros) como la digestiva (leche de vacas infectadas por M. avium o ingestión de carne de ave insuficientemente cocida).

La tuberculosis entre los bovinos se transmite principalmente por vía aerógena: antes del destete es importante también la vía enterógena. La tuberculosis de los porcinos, caprinos y ovinos tiene como fuente principal de infección a los bovinos y aves, y a veces al hombre. Los cerdos se infectan por vía digestiva y se considera que rara vez pueden retransmitir la infección entre sus congéneres o a otras especies animales, incluyendo al hombre. Las cabras pueden ser fuente de infección para el bovino y para el hombre.

Los perros contraen la infección principalmente del hombre y menos frecuentemente de1 bovino, y pueden a su vez retransmitirla al hombre y a los bovinos. La transmisión es aerógena y enterógena respectivamente. Los gatos tienen como fuente principal de infección a los bovinos y en menor grado al hombre. La vía de penetración es principalmente la oral. Ocasionalmente, pueden, a su vez, ser fuente de infección para el bovino y el hombre.

Entre los animales silvestres en cautividad, los monos son de especial interés por su susceptibilidad al M.  tuberculosis y  al M. bovis. Contraen la infección del hombre por vía aerógena y constituyen un riesgo para la salud humana.
Las aves domésticas, que son el principal reservorio de M. avium, contraen la infección por vía digestiva y son fuente de infección para otras especies de aves y  para los mamíferos.

El pasado mes, tuvo lugar una charla en el salón de actos de Asaja Córdoba con el título “La tuberculosis animal y su control”, impartida por los profesores de la Universidad de Castilla-La Mancha Christian Gortázar y Joaquín Vicente.

 

TBC_Grafico1

 

En  la misma se explico el estado de la enfermedad en Europa, presentando estudios que determinan que el principal foco de contagio del ganado es la fauna silvestre, aspecto que es de sobra conocido por  veterinarios y  ganaderos,  y no por la administración andaluza. Por ello, resulta  importante que se lleven a cabo investigaciones como las que desarrolla este equipo, para demostrar a la Consejería que el medio más efectivo para reducir la  tuberculosis en bovino es actuando sobre la fauna silvestre además de los actuales programas de erradicación de la enfermedad. hay que actuar sobre todos los actores del sistema, no sólo sobre uno.

Por su parte, el profesor Vicente presentó un programa similar a los que ya han desarrollado en el Valle de Alcudia, para implantarlo en la provincia de Córdoba. Básicamente, consiste en estudiar las características de la finca, además de monitorizar y analizar los puntos de interacción del ganado bovino con otros rebaños y la fauna silvestre. El fin de ello es determinar la forma más eficiente de reducir las interacciones entre los distintos actores del sistema.

Es fundamental que la Administración reconozca  el alto riesgo de contagio que supone la fauna silvestre en las explotaciones ganaderas para comenzar cuanto antes a implantar programas complementarios que hagan más eficaces los programas de erradicación de la enfermedad. Esperemos que nuestra consejería tome cartas en el asunto cuanto antes en vistas a evitar males mayores. Las enfermedades infecciosas permanecen hoy siendo la principal causa de muerte en el mundo y pesar de los esfuerzos que se han realizado en t contra esta afección, continúa siendo una de las zoonosis de mayor relevancia a nivel mundial. En Andalucía no podemos mirar para otro lado y debemos aplicar los logros obtenidos en otras regiones de manera rápida y eficaz.

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum