Regañás Manolín Mora, el pan hecho arte

Manolin Mora 3

 

Texto y Fotos: Francis Salas

El cometido de esta sección de cordobagraria es el de buscar y descubrir los mejores productos para el buen comer y el beber, productos únicos, especiales, diferentes por la forma en que se elaboran y por los ingredientes que se usan para ello. Para ello, viajamos por la provincia  con el objetivo de conocer a los pequeños productores, a los grandes artesanos, probar sus productos y encontrar auténticos tesoros gastronómicos de nuestra querida tierra para compartirlos con nuestros lectores.

Cada vez que  tropiezo  con algún producto de panadería que llama mi atención tengo la necesidad imperiosa de saber su procedencia. Me ha ocurrido con unas regañás con sabor a pizza que tuve el gusto de probar el pasado carnaval en un concurrido restaurante de Córdoba.

Los maestros panaderos responsables  de tan delicioso producto  son los Hermanos Mora,  de la firma montillana Productos  Manolín Mora, estipe de una familia de panaderos  de más de  cuatro generaciones en este oficio artesano.  Sus primeros pasos los dieron  en el obrador  familiar y, tras  su formación en el oficio del pan, empezaron a realizar regañás y picos con gran aceptación entre su clientela hace más de de 15 años. Antes que panaderos, los hermanos Mora son  gourmet que interpretan su trabajo como  cocineros del pan. A día de hoy  la empresa da trabajo a más de 10 personas y vende sus deliciosos productos artesanos  por toda España y muchos países extranjeros, sobre todo en Reino Unido.  Manolín Mora   se encuentra en la élite de los mejores profesionales de España en la realización de picos y regañás artesanales junto a la innovación en nuevos  productos, como el mencionado anteriormente con sabor a pizza.

Manolin Mora 1

Encontrar la excelencia no es tarea fácil, pero buscarla tiene su recompensa. Por eso, cuando encuentras un tesoro repleto de historia y elementos diferenciadores que lo convierten en un producto único, como los de Manolin Mora, te sientes satisfecho.

La regañá  es un producto típico andaluz, cuyo origen se remonta unos 1000 años atrás cuando se descubrió que al someter sopas de cereal a un calor excesivo se obtenía un alimento con bajo contenido en agua, que permitía ser almacenado durante mucho tiempo en los largos viajes que se hacían antiguamente. Una especie de pan de forma plana y de larga conservación que se distribuía entre las tripulaciones de los buques, que muy a menudo eran confinados a comer este pan duro a regañadientes. De ahí su nombre, la regañá, el único sustento del día que se constituía en un entretenimiento al roerlo durante toda la jornada.

El obrador de Manolin Mora es uno de esos productores artesanos  que fieles a la historia de tan peculiar producto se ha dedicado a la fabricación artesanal de la regañá. En él siguen un minucioso y riguroso proceso para conseguir un pan de excepcional textura,  una oblea delicada. Se elabora a mano con harina de trigo de la mejor calidad, agua, levadura  y algún que otro secreto. No en vano estos panes andaluces crujientes y ligeros están presentes en los mejores destinos gastronómicos del país. Además de ser un producto muy saludable y ayudar a resaltar el sabor de muchos alimentos, es un acompañante ideal e irresistible para comer con jamón de Los Pedroches, con queso de Zuheros, con un chorrito de aceite de Baena, y como no, con una buena copa de fino Montilla-Moriles.

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum