Comentarios desactivados

Los bajos precios ponen en jaque la supervivencia del algodón

Campo de algodón

Campo de algodón

La Delegación de Agricultura de la Junta en Córdoba ha reseñado que “la recolección del algodón ha avanzado bastante durante estas semanas, aunque todavía no ha concluido en la zona del Genil-Cabra, la más tardía de la provincia para este cultivo. Los rendimientos son muy dispares, aunque la media puede situarse en torno 3.000 kilos por hectárea”. Esto significa que en Córdoba -que cuenta con unas 5.600 hectáreas- se podrían recolectar alrededor de 16.500 toneladas, recuperándose así una producción algodonera que la campaña pasada cayó en picado por el clima y el ataque de una plaga.

Con la campaña casi terminada el sector es consciente de que necesita la ayuda de las administraciones para poder seguir adelante, y más cuando es el único cultivo que cuenta con ayudas asociadas a la producción.

Esta singularidad hace que, en caso de que el clima no acompañe o de que el cultivo sufra el ataque de una enfermedad o plaga, el productor vea como merman sus rendimientos medios. Exactamente, esto es lo que ocurrió el pasado año en Córdoba, donde las 5.572 hectáreas de algodón situadas, en su mayoría, en el Valle del Guadalquivir y del Genil, se vieron afectadas por una adversa climatología y por un lepidóptero llamado oruga espinosa del algodón, que redujo notablemente la producción hasta las 6.687 toneladas en bruto, frente a las 15.507 que se contabilizaron en 2012.

Ahora es UPA quien interviene para cuestionar algunos asuntos del sector. Insiste en que los algodoneros andaluces no se beneficiarán de este incremento, ya que sus ingresos serán menores a los de años anteriores. Esto se debe en parte a la situación de bajos precios que sufre el sector, “de no poner remedio urgente, podría hacer inviable la siembra, ya que en esta campaña habrá agricultores que solo cubran costes, mientras otros entrarán en pérdidas”.

UPA denuncia que la situación del mercado internacional de la fibra está marcando el devenir de la campaña. Así, si el año pasado se cobraron unos 0,51 euros por kilo, este año se rebaja entre los 0,30 y los 0,36. A esto se une el precio de la semilla que lleva el algodón bruto, que también ha bajado por el descenso de otras materias primas como el maíz. “Por otra parte el sector no dispone de unas adicionales, como la agroambiental, que ya no se da, lo que igualmente tendrá una repercusión negativa sobre la rentabilidad del cultivo. Además, se ha reducido el importe de la ayuda específica a la hectárea por rebasarse la máxima superficie cultivada, que podrá estar en torno a unos 900 euros por hectárea, cuando el año pasado superó los 1.000″ , detallan.

Ante esta situación, UPA hace un llamamiento a las administraciones para que el sector del algodón tenga un apoyo financiero para que no haya un peligro de desaparición real de un porcentaje alto de superficie. “Si no se dispone el año que viene tampoco de la agroambiental, y el importe de ayuda acoplada baja con la nueva reforma, a partir de enero de 2015, unido a la bajada de precios de la fibra, el cultivo del algodón es inviable para su siembra. Y recordamos que este sector tiene una importancia socioeconómica fundamental en zonas rurales desfavorecidas, por lo que si desaparece puede acarrear un problema social y económico importante en toda Andalucía”, mantienen.

Igualmente, detallan que otro de los problemas de esta campaña es que, “en un tiempo normal de recolección dadas las condiciones climatológicas que disponemos en Andalucía, no contamos con más de 45 días de recolección y no hay suficiente capacidad de desmotado para poder asumir la elevada producción prevista en tan poco tiempo”. Otra incidencia negativa que reseñan son las generadas a lo largo de la campaña por las plagas de heliotis, araña roja, y gusano rosado. “Unos problemas que han hecho que suban los costes de producción del cultivo y se haya producido mermas en producción y en la calidad de la fibra”, relatan.

Desde la organización UPA recuerdan que reclamaron al Ministerio de Agricultura que autorizara el tidiazurón, único defoliante que no deja residuos, que defolia el algodón de forma natural además de producir efectos favorables sobre el cultivo como un adelanto de entre 10 a 15 días en el inicio de la recolección, una mayor calidad de la fibra al reducirse la cantidad de hojas adheridas y las impurezas.

Archivado en: Agricultura

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum