Comentarios desactivados

Las pérdidas por leche con toxinas superan ya los 100.000 euros

Un grupo de vacas pasta

Un grupo de vacas pasta

Las pérdidas sufridas por los ganaderos de la Cooperativa Virgen de la Alcantarilla de Belalcázar por el problema de la leche contaminada con microtoxinas superan ya los 100.000 euros, según informaciones de la propia cooperativa. Esta contaminación se debe a diversas partidas de piensos con los que se ha alimentado al ganado vacuno, algo que ahora investiga el Juzgado de Instrucción de Pozoblanco. Esos piensos contenían una sustancia, la aflatoxina, que provoca que la leche se eche a perder. No sólo se ha descubierto este problema en 15 vaquerizas del Norte cordobés –repartidas por Belalcázar, Pozoblanco, El Viso y Dos Torres-, sino también en cabañas de las provincias de Sevilla y Granada y, tras ello,  la Junta de Andalucía ha reforzado los controles rutinarios que se hacen a los cereales de origen nacional e internacional, destinados a alimentación animal, con el objetivo de descartar esa presencia de las aflatoxinas,  que están producidas por mohos.

Desde Virgen de la Alcantarilla han confirmado igualmente que esos más de 100.000 euros en pérdidas se deben fundamentalmente a la retirada de más de 150.000 litros de leche contaminada por la microtoxina, que ya han sido trasladados a una planta de Osuna (Sevilla) para su destrucción. “En ningún momento la leche ha trascendido a la cadena alimentaria”, ha subrayado el gerente de la cooperativa, Gabriel Ángel Pizarro, quien ha coincidido con el delegado de Agricultura de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco Zurera, en mandar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía. “Los cordobeses pueden estar tranquilos a la hora de consumir leche de Córdoba y de Andalucía; la leche no ha llegado al mercado. Los férreos controles que habitualmente se le practica a este alimento nunca lo permitirían”, ha resaltado este último. “No hay ningún riesgo para los consumidores, porque Puleva [empresa que recoge la leche de la cooperativa con sede en Belalcázar] tiene unos controles muy exhaustivos que detectan cualquier ano
malía”, ha explicado asimismo el presidente de Virgen de la Alcantarilla, Antonio Vigara.

En su investigación para localizar el foco de la contaminación, la Delegación Provincial de Agricultura ha inmovilizado 200.000 kilos de maíz en una decena de fábricas de pienso de Córdoba. Asimismo, ha recordado, que “las condiciones climáticas de estos últimos meses, caracterizadas por las inusuales lluvias acompañadas de altas temperaturas y el almacenamiento de estas materias primas en condiciones de elevada humedad pueden ocasionar la proliferación de este tipo de moho en algunas partidas de cereales”.

Para neutralizar las microtoxinas, los ganaderos utilizan un secuestrante que, mezclado con el pienso, evita la absorción intestinal de la sustancia por parte del ganado. No obstante, el presidente de Virgen de la Alcantarilla, Antonio Vigara, ya mostró su sorpresa dado que “llevamos ya mucho tiempo utilizando secuestrante y, tras aparecer el problema, hemos cuadriplicado la dosis y vemos cómo  aparecen casos donde antes no los había; además, todos los productos de Virgen de la Alcantarilla están libres de la toxina, algo certificado tras los análisis pertinentes, pruebas que han demostrado que ninguno ha dado positivo en esa sustancia; por lo que no acertamos a saber de dónde viene el problema”, insistió.

Archivado en: Ganadería, Industrias agroalimentarias, Sector lácteo

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum