Comentarios desactivados

La producción de aceite cae un 46% respecto a la media de los últimos cinco años

Unos olivareros trabajan en la recolección de aceituna

Unos olivareros trabajan en la recolección de aceituna

Las predicciones de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía para la cosecha de aceituna en Córdoba se están cumpliendo cuando está a punto de concluir la recolección, lo que significa que la producción final de aceite en la provincia será un 46% menor a la media de las últimas cinco campañas. Concretamente, se estima que Córdoba producirá 147.000 toneladas en la temporada 2014-2015, casi un 60% menos de aceite que en la 2013-2014.

Según detalla la Delegación Provincial de la Consejería de Agricultura en su último parte de coyuntura, la recolección de aceituna en tierras cordobesas se encuentra muy adelantada con respecto a otros años. “Está prácticamente terminada en Sierra Morena, La Campiña y La Vega del Guadalquivir. Tan solo en la Subbética queda por recoger una cantidad significativa, entre un 20 y un 30% de la cosecha, en mayor proporción en la zona de Iznájar-Rute, que tradicionalmente es la zona más atrasada de la provincia”, indica el documento. El parte detalla asimismo que “los rendimientos grasos están dentro de los valores medios de la provincia, pero en general, la calidad media del aceite es inferior a otras campañas, sobre todo del obtenido de la aceituna recogida del suelo”. Uno de los motivos por los que esa calidad media del caldo es inferior a la de otras campañas son las condiciones meteorológicas que han tenido que soportar los árboles, caracterizadas fundamentalmente por una primavera y otoño muy secos y una subida de temperaturas que provocó un alto estrés hídrico en los olivos, con la consiguiente caída de producción. Estas circunstancias propiciaron asimismo una mayor incidencia de plagas, especialmente de la mosca del olivo (batrocera oleae), con ataques generalizados. Tal y como destacan desde las distintas organizaciones agrarias esto provocó una reducción del rendimiento de las aceitunas, lo que acorta aún más la cosecha.

Por todo ello, y ante la drástica reducción de ingresos que tendrán los productores, COAG Andalucía solicitó que se modifique la orden que desarrolla el método de estimación objetiva del IRPF para el año 2014, reduciendo con carácter excepcional el módulo de 0,26 actualmente vigente por el 0,09, más ajustado a las previsiones de renta de los olivareros andaluces. Según ha explicado el responsable de olivar de COAG Andalucía, Juan Luis Ávila, “no es razonable que se aplique un módulo fiscal de beneficios a un sector que lleva varios años en una situación crítica, produciendo por debajo de costes”.

En este contexto, desde la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) ya insistieron en que aunque el aceite de oliva recuperó durante la pasada campaña su precio tras cinco años en crisis, el descenso en la producción repercutirá en la facturación de las explotaciones, lo que hará que “el agricultor no tenga buenos niveles de rentabilidad puesto que los costes del cultivo han sido similares a los de un año normal”. Es más, recalcaron que, como consecuencia de esa caída drástica de la producción, será imposible atender unos volúmenes de consumo como los de la campaña anterior, por lo que “las exportaciones tendrán que reducirse significativamente al no haber suficiente aceite disponible”.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) han puntualizado que, con este panorama, “teóricamente faltarán existencias para la campaña que viene de comercialización”, dado que, por ejemplo, tal como anunció hace semanas el propio delegado provincial de Agricultura, Francisco Zurera, Córdoba afrontaba esta campaña con todo el aceite de la anterior vendido. Obviamente esa escasez repercutirá en el precio de los caldos. Para el secretario general de UPA, Agustín Rodríguez, el problema del aceite de oliva “no es de precio, sino de margen de beneficios”. Y es que, según ha destacado, el precio medio final que paga el consumidor tanto en el mercado nacional como en las exportaciones “supera la media de los 4,5 euros por litro”, desequilibrio que debe corregir la Ley de funcionamiento de la cadena alimentaria. Teniendo en cuenta la baja cosecha, el secretario general de UPA ha animado a recurrir a los seguros agrarios.

Archivado en: Agricultura, Industrias agroalimentarias

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum