Comentarios desactivados

La campaña del algodón tendrá una reducción del 20% en la producción

Una cosechadora de algodón , en plena campaña de recolección.

Una cosechadora de algodón , en plena campaña de recolección.

En unos días comenzará en Córdoba la recogida del algodón. Según datos de la Delegación de Agricultura, en la provincia esta campaña se han sembrado 5.402 hectáreas, con unas previsiones de producción de 12.236 toneladas. Si estas previsiones se cumplen, en Córdoba se reducirá la cantidad recogida en aproximadamente un 20% con respecto a la del pasado año -en 2014 se sembraron unas 5.600 hectáreas y la producción llegó aproximadamente a las 16.500 toneladas-. Respecto a los rendimientos por hectárea, aunque como cada temporada serán muy dispares, la media puede situarse en torno 3.000 kilos. Andalucía concentra casi todo el cultivo nacional. Se han sembrado este año unas 62.000 hectáreas, frente a las 70.000 del año anterior, con una previsión de producción de 180.000 toneladas. El excesivo calor ha adelantado algo la recogida, además de permitir la eclosión de plagas como la heliothis en zonas localizadas de, Córdoba, que finalmente han podido ser contrarrestadas. Históricamente, el algodón se recogía a partir de mediados de septiembre o principios de octubre, pero las altas temperaturas han agilizado la evolución de las plantaciones del Valle del Guadalquivir este año, lo que se traducirá en una campaña temprana.

El responsable de algodón de COAG en Andalucía, José Luis Ibáñez, insistió hace unos días en que va a ser una campaña “normal” para la cosecha, en un año “sin plagas importantes” y que ha contado con la autorización excepcional del tidiazurón, del 1 al 20 de septiembre. Ibáñez apuntó que las últimas lluvias no han afectado a este cultivo y destacó que en Andalucía han comenzado a abrir de manera progresiva las cinco desmotadoras, de manera que ya están todas en funcionamiento. La apertura de las desmotadoras se ha llevado a cabo una vez que han pasado los primeros días de aplicación del desfoliante tidiazurón -facilita la apertura de las cápsulas que contienen la fibra de algodón-, que tarda unos diez días en ser efectivo. Así, las zonas de Jaén y Córdoba fueron las primeras en aplicar este producto y, por tanto, serán las primeras en comenzar la recolección; mientras que las zonas de Sevilla y Cádiz van “algo más atrasadas”. Ibáñez señaló que “si el tiempo acompaña y no llueve, para la primera semana de octubre estará todo cosechado” ya que, según ha detallado, “no ha sido un año complicado para el algodón”. En cuanto a los precios, afirmó que se van a mantener respecto a la campaña anterior, pero “no por el precio mundial de la fibra sino porque el euro se está depreciando”.

El sector del algodón lleva años trabajando para mejorar las condiciones del cultivo, y se han logrado grandes avances: la producción integrada andaluza es un referente en calidad del producto y también desde el punto de vista de la sostenibilidad medioambiental, con importantes inversiones en modernización y una drástica reducción del uso de insumos (eliminación de plásticos, 60% menos de tratamientos fitosanitarios, 40% menos de fertilizantes, 40% menos de uso de agua).

La campaña que está a punto de empezar está marcada por los problemas administrativos que se le plantearon al sector con el uso del tidiazurón, un desfoliente que permite agilizar la maduración de la fibra, lo que redunda en una mejora en la calidad de la misma, tanto en grado como en rendimiento. Hace unos meses, organizaciones agrarias, cooperativas, desmotadoras y productores de semillas exigieron al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) que autorizara la aplicación del este desfoliante mientras se completaba un nuevo proceso de registro en el listado de sustancias autorizadas de la Unión Europea (UE). Ibáñez ya insistió al respecto en que no existían en el mercado actualmente alternativas eficaces al tidiazurón -que utilizan además los principales productores de algodón en el mundo, a excepción de los europeos por la salida del registro de esta materia activa-. Los agricultores sólo tienen a su disposición herbicidas o “quemantes”, que provocan además una pérdida de calidad de la fibra, relató. Tras esa autorización, Ibáñez puntualizó que “el conjunto de sector está trabajando para que este producto vuelva a ser incluido en el listado de sustancias autorizadas de la UE”. Desde COAG señalaron que el sector algodonero andaluz está “muy involucrado en este proceso”, ya que se trata de un “producto inocuo, mucho más eficaz y adecuado a las características de las producciones”.

Hay que recordar que el tidiazurón no es un producto nocivo. Si actualmente no está incluido en el listado de la UE es porque terminó el periodo de patente y se ha convertido en un genérico, con lo que no hay ninguna empresa que pida y promueva su inclusión. Pero se usa en todo el mundo con absoluta normalidad. Su alta efectividad y su rápida acción defoliante permiten adelantar entre 10 y 15 días el inicio de las recolecciones, lográndose también una mejora de la calidad de la fibra sin provocar merma en la producción.

Archivado en: Agricultura

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum