Comentarios desactivados

El volumen de existencias siembra dudas en el precio del aceite

Una de las almazaras del Valle del Guadalquivir

Una de las almazaras del Valle del Guadalquivir

La campaña del aceite de oliva ha comenzado con un enlace (las existencias que quedan entre una temporada oleícola y otra) de 199.700 toneladas en almazaras en todo el país, de las que 31.445 corresponden a la provincia de Córdoba, un 40% menos que los registrados en las últimas cuatro campañas.

Según la Agencia para el Aceite de Oliva, el volumen de existencias asegura un enlace de campaña suficiente para abastecer tanto al mercado interior como el de la exportación hasta que se comience a molturar la nueva aceituna.

Pero este escaso remanente suscita dudas de cómo afectará al sector porque, lo cierto, es que los precios no paran de bajar.

Con estas reservas y la previsión de producción, que se estima muy por encima del año pasado, que fue una cosecha excepcionalmente mala pero que se asimilará a la de 2011-2012 que fue muy buena, pocos se explican por qué objetivamente no suben mucho más los precios en el mercado.

“Este enlace debe cubrir las salidas (exportación y consumo interior) hasta que haya aceite de nueva producción. Si consideramos que la falta de lluvia y las elevadas temperaturas de días atrás retrasarán la entrada de nuevo producto esta campaña, provocará una situación de mercado ajustada”, según explicaron desde Asaja Córdoba.

Desde COAG advierten que este enlace de campaña tan bajo hará que, tarde o temprano, haya tensiones en los precios del aceite de oliva, que actualmente se encuentra a una media que no alcanzan los 219,04 euros por 100 kilos para los caldos vírgenes.

Pero, además, las organizaciones agrarias han dado la voz de alarma ante el primer aforo del aceite que presentó la Junta de Andalucía, que muchos lo calificaron de aventurado, porque puede suponer que los precios, cuanto menos, se anclen.

Así, Asaja Córdoba señaló que el aforo de la Consejería es “muy prematuro”, ya que predecir lo que pasará en el campo hasta mayo, que es cuando acaba la campaña que ya de por si va con retraso, es “muy aventurado”.

“La producción depende mucho de la falta de agua, fríos, vientos, heladas. El agricultor lleva un año entero cuidando el cultivo y es el primer interesado en obtener una buena producción, pero también es el primero que sabe que un buen desarrollo del fruto depende de muchos factores ajenos a él”, añadieron desde el colectivo de agricultores.

La delegación provincial de Agricultura anunció que la producción de aceituna de almazara en Córdoba superará las 1,3 millones de toneladas, que generarán 273.774 toneladas de aceite de oliva. La previsión refleja un 15% más de aceite respecto a la media de las últimas cinco campañas. Aunque se trate de una primera estimación, el delegado de Agricultura, Francisco Zurera, no vio en este aforo una razón de peso para que baje el precio de venta del aceite, ya que hasta llegar al precio final, intervienen una serie de factores como las exportaciones que, en 2012 se situaron en 186.000 toneladas desde Córdoba, por un valor de 404 millones de euros.

Sin embargo, un bajo enlace o unas previsiones de aforo supuestamente prematuras no son las únicas razones para justificar un estancamiento de los precios del aceite de oliva.

La crisis del consumo, con pocas salidas en el mercado nacional e internacional, la presión de la gran distribución y la poca demanda de los envasadores, que realizan pocas operaciones puntuales de partidas pequeñas porque confían en que los precios sigan bajando, pueden ser razones añadidas para explicar el poco repunte del precio del aceite.

Además, los productores se quieren deshacer de su remanente, aunque sea a un precio muy bajo. Hay necesidad de vender porque hay poco dinero circulante para financiar las compras.

Archivado en: Agricultura, Industrias agroalimentarias

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum