Comentarios desactivados

El sector pide más control del fruto exterior ante la amenaza de plagas

Naranjas afectadas por la mancha negra

Naranjas afectadas por la mancha negra

Los citricultores de la Vega del Guadalquivir y las organizaciones agrarias han vuelto a dar la voz de alarma ante la posible propagación de plagas procedentes, en su mayoría, de terceros países. La amenaza es, para ellos, más que evidente ya que de junio a septiembre ya se han contabilizado hasta 14 entradas de naranjas en la Unión Europea (UE) contaminadas con el hongo guignardia citricarpa, más conocido como mancha negra o citrus black spot.

El origen de esta devastadora enfermedad se sitúa en aquellos países subtropicales en los que se producen lluvias estivales, aunque según los datos que maneja el sector, este año se reducen a Sudáfrica y Argentina, por ahora.

La transmisión se produce a través de las esporas que liberan las hojas y los cítricos y, una vez que se han contaminado, los síntomas saltan a la vista, ya que la cáscara se tiñe de manchas anaranjadas o rojas rodeadas de un anillo negro, al igual que el follaje, llegando incluso a provocar la caída prematura del fruto con la consiguiente inutilización para el comercio.

Los agricultores andaluces y valencianos han aunado esfuerzos para que el temor a que la plaga se extienda en sus explotaciones se conozca en el Ministerio de Agricultura y en las consejerías del ramo. Así, Asaja envío la semana pasada una carta a la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, en la que le solicitan un refuerzo de la vigilancia fitosanitaria, intensificar los controles en las fronteras y adoptar una postura firme en el Comité Fitosanitario permanente sobre todo, frente a las importaciones de Sudáfrica que, a pesar de que se suspendieron hace unas semanas, ya se encuentran en Europa porque este país ya ha finalizado su campaña.

Hasta el momento de la suspensión de sus exportaciones, Sudáfrica había enviado al mercado europeo 512.630 toneladas de cítricos, de las que Reino Unido importó 121.015 toneladas; el Norte de Europa, 286.751; y el sur del continente 104.864, según datos facilitados por Asaja.

Por otra parte, aunque el sistema de control fitosanitario en Argentina ha funcionado bien hasta la fecha, Asaja califica de “preocupante” el incremento durante esta campaña de detecciones del hongo . Por todo ello, esta asociación de agricultores considera necesario que tanto el Ministerio de Agricultura como la Comisión Europea adopten “medidas drásticas y contundentes contra la mancha negra”.

Peor situación, sin duda, es la que viven desde hace dos años Brasil y, sobre todo, Estados Unidos, afectados severamente por la enfermedad HLB o enverdecimiento provocada por la bacteria candidatus liberibacter y transmitida por dos insectos, diaphorina citri y trioza erytreae, o bien por injerto de material vegetal infectado o por transporte de este material, según explica el ingeniero agrónomo Ricardo Aguayo.

En principio, no hay temor a que esa enfermedad llegue de inmediato a España o, por lo menos, a Andalucía, ya que las altas temperaturas que se experimentan en verano y la baja humedad relativa hacen difícil la supervivencia de la bacteria en este territorio, aunque, como apunta Aguayo, “no está científicamente demostrado”. El Ifapa ya ha informado de los efectos que esta plaga está teniendo en el continente americano, donde la infestación por esta bacteria supone la pérdida del árbol y la inseguridad de si uno reimplantado pueda superar el HLB, ya que no se han encontrado, hasta ahora, variedades resistentes, ni tratamientos eficaces.

Archivado en: Agricultura, Industrias agroalimentarias

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum