Comentarios desactivados

El nuevo sistema de plantación de viñedos acabará con los derechos

Minolta DSC

La anterior Reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC), la de 2013, estableció un nuevo régimen de autorización de plantación de viñedos que permite continuar limitando la producción y, según se destacó desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), “asegura un crecimiento ordenado de las plantaciones de vid, en sustitución de la liberación de plantaciones acordada en 2008″. Esto significa que esta será la última campaña en la que podrán realizarse transferencias de derechos de plantación.

Desde 2001, en el marco vitivinícola cordobés de Montilla-Moriles se han reestructurado más de 2.700 hectáreas de viñedo, lo que supone el 40% de la superficie total de este cultivo”, tal y como ya avanzó el delegado provincial de Agricultura, Francisco Zurera, quien destacó que para ello se han destinado ayudas por valor de 25,6 millones de euros. El sector vitivinícola cordobés está compuesto por unos 3.000 agricultores, cuyas vides se reparten en unas 6.500 hectáreas.

En este contexto, el Consejo de Ministros acaba de aprobar un Real Decreto por el que se modifica la normativa vigente sobre potencial de producción vitícola, para ampliar hasta el 1 de junio de 2015 el plazo de presentación de solicitudes para las transferencias de derechos de plantación de viñedos, cuya tramitación corresponde al Ministerio de Agricultura.

“Esta modificación viene marcada por el nuevo régimen comunitario de plantaciones de viñedo, basado en autorizaciones a partir del 1 de enero de 2016, que se aplicará hasta el 31 de diciembre de 2030. Esta norma comunitaria deroga el régimen de derechos de plantación de viñedo a partir del 31 de diciembre de 2015, no permitiendo a partir de esa fecha las transferencias de derechos de plantación” insisten desde el propio Magrama. “Al tratarse, por tanto, de la última campaña en la que pueden realizarse transferencias, se amplía el plazo para los solicitantes hasta el 1 de junio de 2015, con carácter retroactivo desde el 1 de abril de este año”, añaden. El nuevo Real Decreto establece igualmente el sistema de tramitación de las transferencias y cesiones de derechos, cuya autorización corresponde al Ministerio, que podrán realizarse también de forma electrónica.

A partir del próximo año las autorizaciones se podrán obtener de tres modos distintos: a través de la conversión de derechos de plantación en poder del agricultor a 31 de diciembre de 2015, del arranque de viñedos y a través de la concesión de un cupo de superficie de viñedo para realizar nuevas plantaciones, que se ofertará anualmente.

Según dicta la normativa comunitaria al respecto, la ventanilla para solicitar esas conversiones se abre el 15 de septiembre de 2015. Esa normativa permite que cada Estado pueda posponer la fecha de finalización de las solicitudes, por lo que el Magrama ha propuesto que ese final de plazo se fije en el 31 de diciembre de 2020. Una medida justificada con “el objetivo de permitir la planificación empresarial para los viticultores con derechos en cartera, y evitar la concentración de plantaciones en los tres primeros años de aplicación del régimen de autorizaciones”.

Con el final de la transferencia de derechos de plantación en el horizonte, el Consejo de Ministros aprobó -en este caso hace unas semanas- otro Real Decreto con nuevas medidas del Programa de Apoyo al sector vitivinícola para el periodo 2014-2018. Como novedad, destaca la eliminación de medidas del periodo quinquenal anterior, como la destilación de alcohol para uso de boca y la destilación de boca, derivadas de a eliminación de la normativa comunitaria que establecía su aplicación hasta 2012, y se incluyen modificaciones en las condiciones de aplicación de las medidas de promoción y de reestructuración y reconversión de viñedos. Así, recoge la posibilidad de financiar, dentro de la medida de reestructuración y reconversión de viñedos, la replantación de viñedos en caso de arranque obligatorio producido por motivos sanitarios o fitosanitarios. Además, se establecen las disposiciones para dar apoyo a la innovación con ayudas a las inversiones tangibles o intangibles para la transferencia de conocimientos, o la realización de operaciones preparatorias o de estudios piloto, destinados al desarrollo de nuevos productos relacionados con el sector del vino.

Archivado en: Agricultura, Industrias agroalimentarias

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum