Comentarios desactivados

El Gobierno estudia el modelo francés que fija un precio mínimo obligatorio para la leche

Protesta de ganaderos de Los Pedroches

Protesta de ganaderos de Los Pedroches

Los productores de leche de vacuno reclaman un paquete de medidas urgentes y eficaces que solucionen la grave situación que viene padeciendo el sector en cuanto a precios se refieren y el Gobierno ha respondido al respecto que ha encargado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que estudie si el modelo francés de imposición de un precio mínimo obligatorio para la leche se adapta a la legislación española, toda vez que se ha mostrado consciente de que cobrar por debajo del coste de producción supone “un negocio ruinoso”. De hecho, mañana se celebrará una reunión en el Ministerio de Agricultura (Magrama) para abordar la situación. Todo ello cuando desde la organización agraria COAG han alertado de que “difícilmente tendremos un sector lácteo sostenible con precios al ganadero que en muchos casos no superan los 0,22 euros por litro, muy por debajo de los costes de producción, que están por encima de los 0,30 euros por litro. No se entiende la prepotencia de una parte de la industria, con un precio medio al consumidor de 0,72 euros por litro, ya que con esta actitud se puede llevar por delante a miles de explotaciones”, apuntan desde COAG.

En este contexto, los ganaderos exigen al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) y la Junta de Andalucía que garanticen la recogida de toda la leche producida y precios que cubran costes de producción; la cuantificación del excedente lácteo y gestión del mismo a través de los mecanismos de intervención pública, almacenamiento privado y envío a ayuda humanitaria; y mecanismos para clarificar los movimientos de leche y derivados en el mercado supervisado por el Magrama, con balances mensuales ágiles. Al mismo tiempo, demandan la puesta en funcionamiento de medidas para compensar los posibles desequilibrios del mercado, con implicación de las industrias lácteas; y la de medidas de acompañamiento del paquete lácteo, que hagan ágil la defensa jurídica en los casos de incumplimiento de los contratos.

En sentido, inciden en que es necesario que la Agencia de Información y Control Alimentarios acelere el proceso de investigación y sanción, si procede, de las numerosas denuncias que ha recibido, así como piden que se exija a la UE un paquete de medidas urgentes, que recoja entre otras cuestiones, la actualización del precio de la leche de la red de seguridad, en torno a los costes de producción.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) pedirá explicaciones al Ministerio de Agricultura sobre el acuerdo suscrito por el sector lácteo francés, impulsado por el propio gobierno, para asegurar un precio medio a los ganaderos de leche de 0,34 euros por litro en diciembre, lo que supone una subida de 0,04 céntimos en relación a los importes que están recibiendo en la actualidad.

Desde COAG hicieron especial hincapié en que si en Francia pueden fijar precios de la leche por encima de costes con el beneplácito de la administración, en cualquier país de la UE, incluido España, también debe poder hacerse. “La supervivencia de miles de explotaciones lácteas pasa por unos precios que superen el umbral de la rentabilidad. Esa es la fórmula más eficaz a corto plazo para evitar el cierre. El caso francés lo deja claro: compromiso de industria y distribución y voluntad política son los ingredientes necesarios para salir de esta crisis”, recalcaron desde la organización agraria.

Asimismo, desde COAG se insiste en reclama al Magrama una mayor vigilancia de la Agencia de Información y Control Alimentarios, “sancionando a las industrias que impongan precios anormalmente bajos a los ganaderos, realizando un seguimiento exhaustivo del verdadero destino de la leche que se compra a bajo precio con la excusa de que se convertirá en polvo, así como de las decisiones unilaterales que toman determinadas industrias para modificar los estándares de calidad a su antojo”. Además, se pedirá que se estudie si la situación de precios anormalmente bajos puede ser un elemento de competencia desleal.

También se insistirá en la necesidad de garantizar la recogida de toda la leche producida, la cuantificación del excedente lácteo y gestión del mismo a través de los mecanismos de intervención pública, almacenamiento privado y envío a ayuda humanitaria, la puesta en marcha inmediata de medidas de acompañamiento del paquete lácteo, que hagan ágil la defensa jurídica en los casos de incumplimiento de los contratos y la petición a la UE de un paquete de medidas urgentes, que recoja entre otros temas, la actualización, al nivel de los costes de producción, del precio de activación de la red de seguridad de la leche ( en estos momentos en 0,22 euros por litro, y un nuevo modelo de control productivo a nivel comunitario.

Córdoba afronta esta situación cuando su producción de vacuno lechero es ya el 55% de la producción andaluza, según el último censo elaborado por la Consejería de Agricultura. Este porcentaje supone casi un 20% más que hace diez años, cuando la producción cordobesa era el 36,26% de la andaluza. Las principales provincias productoras de leche en Andalucía son Córdoba, especialmente el Valle de Los Pedroches, con 246 millones de kilos; Sevilla, con 65 millones; Cádiz, con 51 millones, y Granada, con 40 millones de kilos. Además, el censo de vacas y la producción lechera se concentra en Los Pedroches, Campiña de Sevilla, Jerez (Cádiz), Antequera (Málaga) y zonas de Jaén. Córdoba es también la provincia de mayor relevancia, con el 52% del censo de vacas y de novillas de leche. Hace diez años ese porcentaje cordobés dentro respecto al total andaluz era del 39,28%.

Archivado en: Ganadería, Sector lácteo

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum