Comentarios desactivados

El girasol inicia la campaña con los precios al límite de la rentabilidad

Primer plano de una planta de girasol preparada para ser cosechada.

Primer plano de una planta de girasol preparada para ser cosechada.

Las últimas lluvias registradas en la provincia cordobesa han retrasado la preparación de la tierra para comenzar la siembra del girasol, un cultivo que el año pasado experimentó una caída del 45% en los precios y que, probablemente, se repita esta campaña.

Los agricultores, aprovechando que la lluvia ha dado una tregua, se afanan en quitar las malas hierbas de los barbechos, sobre todo en la tierra de la Campiña cordobesa, ya que es buena y con el suficiente fondo como para retener el agua mientras se prolonguen los meses de calor y escaseen las lluvias.

A pesar de las prisas por iniciar cuanto antes el cultivo, los agricultores se muestran pesimistas en cuanto al comportamiento de los mercados, tanto nacional como internacional, ya que el año pasado sufrieron una bajada de los precios que apenas les permitió cubrir los costes de producción.

Así, si en 2012 se llegó a pagar unos 520 euros por tonelada de pipa de girasol, en 2013 la cotización se desplomó hasta los 300 euros, según informan desde la organización agraria Asaja Córdoba, una tendencia bajista que temen que se repita, con el consiguiente perjuicio, ya que el girasol es fundamental en las rotaciones de secano para la agricultura de la provincia

La causa de esta bajada, según esta asociación de agricultores, está en que hay una gran dispersión de la oferta en Córdoba y, por extensión, en toda España, y “apenas dos o tres operadores que, casi seguro, pactan los precios entre ellos” con lo que, una vez más, “el agricultor no recibirá la cantidad adecuada para los gastos tan tremendos que tiene el cultivo de esta oleaginosa”, indicaron las mismas fuentes de Asaja Córdoba.

Además, los precios vienen en parte determinados por los mercados internacionales y, en concreto, por el mercado de Rotterdam, y este hecho no lo controla el agricultor.

Aunque esas previsiones de precios no eran, en principio, optimistas, Asaja Córdoba no esperaba durante la pasada campaña un desplome tan fuerte de las cotizaciones de esta oleaginosa que es fundamental en las rotaciones de secano en la agricultura cordobesa. Las posiciones del mercado internacional para la campaña del Mar Negro, la falta de operadores y de liquidez en los agricultores, trajeron consigo que, pese a lo deficitario del mercado nacional, las liquidaciones al agricultor fueran muy bajas, lo que, en definitiva, perjudica a un cultivo que ya llevaba acumuladas serias dificultades por falta de plantas, debido al exceso de lluvia y humedad en su periodo de siembra y nascencia.

La superficie sembrada de girasol ronda las 60.000 hectáreas en la provincia cordobesa, según datos de la PAC que han sido facilitados por la Delegación de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Córdoba, y, aunque ahora parece que tímidamente se acerca la primavera, existe el temor a que, al igual que el año pasado, las plantas sufran en la nascencia por un exceso de precipitaciones.

Por otra parte, Asaja Córdoba también expresa su temor a que las plagas puedan acabar con una parte importante de la producción de girasol y, en concreto, el gusano de alambre, una vez que la Unión Europea haya prohibido el uso y la comercialización de semillas tratadas con productos fitosanitarios que contengan friponil ya que supone un grave riesgo de toxicidad para las abejas.

Por eso, los agricultores exigen que, desde las distintas administraciones, se busque materias activas para hacer frente a las plagas. A pesar del pesimismo del sector, las primeras estimaciones de la Secretaría General Técnica del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente apuntan a que la superficie cultivada de girasol en la campaña 2013-2014 recuperará la reducción de la campaña anterior y aumentará más de un 10% sobre la media de las últimas cinco. Todo ello después de que en 2012 la producción final agraria del girasol en Córdoba ascendió a 14,87 millones de euros, frente a los 1.050 millones del total.

Archivado en: Agricultura, Desarrollo Rural, Industrias agroalimentarias

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum