Comentarios desactivados

El ‘boom’ del aceite de oliva sigue sin traducirse en rentabilidad

aceiteDurante los últimos años, el consumo del aceite de oliva ha experimentado un repunte más que considerable, arropado por los beneficios de la dieta mediterránea de la que el aceite forma parte. Así, el aceite de oliva no solo ha encontrado un lugar destacado en el mercado nacional sino que surgen por doquier clientes internacionales de este oro líquido, como se evidencia en el volumen de las exportaciones, ya que el producto que más exporta Andalucía  es el aceite de oliva virgen, igual que ocurre con Córdoba. Los productores tal vez esperaban una relación directa entre el volumen de consumo y de las exportaciones y el precio que reciben pero, lejos de eso, se desploman en el campo y se sitúan muy por debajo de los costes de producción.
En este sentido, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) alertó hace días de que este “boom” del aceite de oliva español no se traduce en rentabilidad para los productores. De hecho, este colectivo explicó que, a pesar de que las exportaciones han subido un 80% y el consumo interno un 20%, los  precios en el campo han caído de media a 1,80 euros por kilo, “muy por debajo de los costes, que se sitúan en 2,49 euros por kilo”.

Concretamente,  en Córdoba, donde la producción de aceite de oliva a fecha 30 de abril era de 360.655,4 toneladas, se pagó hace quince días a 1,98 euros el kilo de oliva virgen extra y a 1,75 el de oliva, según datos ofrecidos por la delegación provincial de Agricultura. Estas cifras contrastan con el buen momento que vive el sector, teniendo en cuenta que, según la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), las exportaciones a nivel nacional hasta el pasado 30 de abril subieron a 611.200 toneladas, lo que significa un aumento del 80% respecto a la campaña pasada, en la que ya se alcanzaron cifras récord.  A nivel interno, se han comercializado un total de 337.200 toneladas, con un incremento del 20% respecto a los datos de temporada anterior. Además, para este año la campaña se prevé muy corta por los problemas de floración ante la ola de calor de finales de abril y principios del mes de mayo y por la propia vecería que afecta al olivo tras un año de gran producción, explicó COAG.

Pues bien, estas condiciones tan favorables de mercado “no están teniendo su reflejo en los precios en el campo. En las últimas semanas, el aceite de oliva virgen en origen ha caído muy por debajo de los costes de producción cuantificados por el Ministerio de Agricultura”, algo muy diferente a lo que ocurre con otros países productores de la zona euro donde, en el caso de  Italia o Grecia, el aceite cotiza a 3,40 euros el kilo y 2,46 euros, respectivamente.
En opinión del responsable del sector del olivar de COAG, Gregorio López, “no se están cumpliendo las leyes de oferta y demanda. Las autoridades de Competencia deben clarificar si hay acuerdos o abuso de poder en el mercado para especular con el producto, e investigar si la distribución ha puesto en marcha algún tipo de estrategia para bajar los precios en origen, jugando así con la ruina de los agricultores en regiones de nuestro país muy castigadas por la crisis y el paro”.

Asimismo, Gregorio López aseguró que “con sus prácticas abusivas y especulativas, los tres grandes operadores comerciales, que acaparan el 75% del mercado, y las cadenas de distribución se van a cargar a la gallina de los huevos de oro. El esfuerzo inversor realizado por agricultores y almazaras para conseguir una materia prima de máxima calidad no se está viendo recompensado y eso ya está pasando factura ya en términos de renta y empleo en zonas productoras”. Este panorama tan desalentador para COAG afecta a las 345.000 hectáreas de olivar cultivadas en la provincia y a sus 181 almazaras.

Así, COAG ha pedido al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que convoque “de inmediato” el Comité de Seguimiento del acuerdo para incrementar la valorización del aceite de oliva con el objetivo de estudiar medidas que reactiven los precios en origen.
En este sentido, la organización agraria COAG reclama a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que exija a industria y cadenas de distribución que cumplan con los compromisos adquiridos. “En el mercado interior casi el 70% del aceite envasado se comercializa bajo marca blanca y sigue siendo utilizado por supermercados e hipermercados como producto reclamo mediante ofertas y promociones muy agresivas. En estos momentos la cadena de valor del aceite de oliva no genera valor para los agricultores. Esta situación es recurrente e insostenible, subrayó López.

Archivado en: Agricultura, Industrias agroalimentarias

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum