Comentarios desactivados

Córdoba ha vendido ya el 62% del aceite producido esta campaña

Proceso de envasado de aceite de oliva en una almazara de la Denominación de Origen Priego de Córdoba

Proceso de envasado de aceite de oliva en una almazara de la Denominación de Origen Priego de Córdoba

Las almazaras cordobesas han comercializado ya aproximadamente el 62% del aceite de oliva producido durante la presente campaña, según se desprende de los últimos datos al respecto facilitados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama). En concreto, a principios del pasado mes de febrero en las almazaras habían entrado 138.157 toneladas de caldo provenientes de la actual recolección y se habían producido unas salidas totales de 86.072 toneladas.

Si se tienen en cuenta todos los movimientos comercializadores que desde que comenzó la actual campaña -a principios del pasado mes de octubre- han realizado las 178 almazaras que hay repartidas por las provincias, Córdoba disponía a principios del pasado mes de unas existencias finales de 107.405 toneladas, dado que la recolección comenzó con unas existencias de 54.405 toneladas y, además, las almazaras cordobesas han adquirido también 890 toneladas más.

El informe detalla que durante el pasado octubre se comercializaron 17.774 toneladas; 18.590 en noviembre; 23.100 en diciembre; y 25.691 toneladas durante el pasado mes de enero.

Asimismo, constata que esta campaña ha caído un 24% la cantidad de aceituna cruda neta -o sea la diferencia entre entradas y salidas de fruto en las 33 entamadoras de la provincia- con respecto a la campaña anterior. En la 2014-2015 esa cantidad ha sido de 55.583 toneladas, por las 72.782 de la 2013-2014.

Con estas cifras de producción, las predicciones de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía para la cosecha de aceituna en Córdoba se han cumplido, lo que significa que la producción final de aceite en la provincia será aproximadamente un 46% menor a la media de las últimas cinco campañas. Todo ello cuando el precio del aceite de oliva se ha recuperado en un año, según indica el último Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos (IPOD), que elabora la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) de Andalucía. Según este informe el aceite de oliva virgen se paga en origen a 3,26 euros el litro , mientras que en febrero del pasado año se pagaba a 2,07 euros el litro.

Esa drástica caída de la producción ha traído consigo que COAG Andalucía solicitara hace unas semanas que se modifique la orden que desarrolla el método de estimación objetiva del Impuesto de la Renta para el año 2014, reduciendo con carácter excepcional el módulo de 0,26 actualmente vigente por el 0,09, más ajustado a las previsiones de renta de los olivareros andaluces. Según explicó entonces el responsable de olivar de COAG Andalucía, Juan Luis Ávila, “no es razonable que se aplique un módulo fiscal de beneficios a un sector que lleva varios años en una situación crítica, produciendo por debajo de costes”.

En este contexto, desde la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) ya insistieron en que aunque el aceite de oliva recuperó durante la pasada campaña su precio tras cinco años en crisis, el descenso en la producción repercutirá en la facturación de las explotaciones, lo que hará que “el agricultor no tenga buenos niveles de rentabilidad puesto que los costes del cultivo han sido similares a los de un año normal”. Es más, recalcaron que, como consecuencia de esa caída drástica de la producción, será imposible atender unos volúmenes de consumo como los de la campaña anterior, por lo que “las exportaciones tendrán que reducirse significativamente al no haber suficiente aceite disponible”.

Desde UPA insistieron en que, con este panorama, “teóricamente faltarán existencias para la campaña que viene de comercialización”, dado que, por ejemplo, tal como anunció hace semanas el propio delegado provincial de Agricultura, Francisco Zurera, Córdoba afrontaba esta campaña con todo el aceite de la anterior vendido. Obviamente esa escasez repercutirá en el precio de los caldos. Para el secretario general de UPA, Agustín Rodríguez, el problema del aceite de oliva “no es de precio, sino de margen de beneficios”. Y es que, según destacó, el precio medio final que paga el consumidor tanto en el mercado nacional como en las exportaciones “supera la media de los 4,5 euros por litro”, desequilibrio que debe corregir la Ley de funcionamiento de la cadena alimentaria. Teniendo en cuenta la baja cosecha, el secretario general de UPA animó a recurrir a los seguros agrarios.

Archivado en: Industrias agroalimentarias

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum