Comentarios desactivados

Bruselas prepara una inversión millonaria en sanidad animal

Una vaca afectada de encelopatía espongiforme

Una vaca afectada de encelopatía espongiforme

Las enfermedades animales ponen en riesgo año tras año muchísimas explotaciones ganaderas. En los últimos años, por ejemplo, la cabaña cordobesa se ha visto afectada por distintas patologías como el mal de las vacas locas, la gripe aviar, la brucelosis…que la han mermado mientras las distintas organizaciones agrarias han demandado a las distintas administraciones un refuerzo en la lucha contra ese tipo de mal animal. Pues bien, la Unión Europea (UE) ha decidido tomar cartas en el asunto y ha anunciado que prepara una inversión de 161 millones de euros en programas para combatir enfermedades animales como la rabia, la fiebre aviar o la encefalopatía espongiforme durante el año 2016, tal y como hace unos días informó la Comisión Europea. Según relataron las fuentes de la UE, Bruselas quiere “extinguir o al menos controlar esas enfermedades para así proteger mejor tanto la salud de los animales como la de las personas”.

Esta inversión millonaria permitirá a la UE asistir a las autoridades nacionales a la hora de poner en marcha medidas de precaución, así como de vigilancia y programas de erradicación a nivel de los países y de la Unión. Con ese objetivo, 130 programas han sido seleccionados para recibir financiación. Las fuentes comunitarias adelantaron que las iniciativas para combatir la tuberculosis bovina recibirán alrededor de 62 millones de euros, mientras que a las destinadas a combatir la rabia se destinarán 26 millones. Por otra parte, unos 12 millones se destinarán a luchar contra las encefalopatías espongiformes transmisibles y 17 millones a la salmonelosis.

Por último, la UE aportará unos diez millones a los programas contra la brucelosis bovina, 2,5 millones a la peste porcina clásica y dos millones a la gripe aviar. Las fuentes comunitarias relataron que la financiación correspondientes a los planes para combatir la gripe porcina ha aumentado en siete millones de euros frente a 2015, especialmente en los países del este de la UE más afectados por esa epidemia en 2013.

Según la CE, “la cofinanciación europea ha resultado en una continua mejora de la salud animal y en una reducción del número de casos humanos de distintas enfermedades zoonóticas, como la salmonelosis, que se redujo de 151.200 casos en 2007 a 80.600 casos en 2014”.

“Además, la cofinanciación de iniciativas para la vacunación oral contra la rabia en animales salvajes han tenido gran éxito, y la UE ha logrado un nivel de erradicación de esa enfermedad que nunca se había experimentado antes. Ello ha ayudado a pasar de los 814 casos en 2007 a los 216 casos en 2014, con muy pocos casos humanos registrados”, añadieron las fuentes comunitarias.

Este anuncio de Bruselas llega después de que organizaciones agrarias como COAG, a raíz de la vacunación contra la lengua azul, reclamaran un mayor apoyo de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural a los ganaderos en el desarrollo de los programas del control y erradicación de enfermedades animales. COAG también demanda una mejor planificación de las medidas, que recoja la opinión y la experiencia que pueden aportar los productores. Esta organización agraria considera, por ejemplo, “imprescindible” la recuperación de las dotaciones presupuestarias destinadas a la sanidad animal que apoyen activamente la labor de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera (ADSG) y que permitan al sector el mantenimiento de elevados niveles sanitarios. Además, recordó que la Junta se comprometió a la puesta en marcha de una mesa de sanidad animal en la que se contaría con los productores para gestionar el control de enfermedades animales. “Ha pasado casi un año y esta mesa aún no se ha creado”, reprochó COAG.

COAG recordó también que Andalucía es frontera sur de la Unión Europea y actúa como barrera frente a la entrada de enfermedades procedentes del continente africano, protegiendo a los vecinos del norte de brotes que provocan graves perjuicios para el bienestar animal, la salud pública y el desarrollo económico del sector ganadero europeo. “Este hecho implica que la responsabilidad debe ser compartida además con todas las administraciones competentes y no debe recaer únicamente sobre los productores andaluces”, incidió y por ello COAG considera de “gran importancia” que las instituciones competentes reconozcan este hecho y se produzca un aumento del porcentaje de financiación europeo que corresponde a Andalucía.

Archivado en: Ganadería

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum