Comentarios desactivados

Asaja teme que el Guadiato sufra severas restricciones por la marca Parque Natural

Un halcón sostiene a su presa en tierras del Guadiato

Un halcón sostiene a su presa en tierras del Guadiato

Asaja denuncia que “la promoción de la marca Parque Natural por parte de la Junta sólo en parte del territorio de la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) del Guadiato está levantando sospechas entre los agricultores y ganaderos de esa comarca; que están llegando a creer que se acabará redoblando la protección de ese lugar, con restricciones en claro perjuicio de sus intereses”. “El Alto Guadiato comprobó hace pocos años como con escasa información por parte de la Administración autonómica fue declarada la citada ZEPA. Esa falta de información en su día es lo que hace ahora que cada vez que sale una noticia sobre la zona los agricultores y ganaderos desconfíen”, recalcan desde el colectivo presidido por Ignacio Fernández de Mesa.

Desde la organización agraria denuncian también que, mientras el delegado provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Francisco Zurera, se reunió con los alcaldes de Los Blázquez, Valsequillo y la Granjuela, para hacer pública su apuesta por la promoción de la marca Parque Natural en la zona, “no lo hizo con la alcaldesa de Fuente Obejuna”, Isabel Cabezas, “que preside un municipio que cuenta con el mayor número de hectáreas dentro de la ZEPA; concretamente abarca 22.000 de las 34.000 hectáreas que tiene esta zona de especial protección”. Asaja recuerda que, en esas reuniones, Zurera destacó que “se van a diseñar líneas de actuación próximamente, con el fin de establecer medidas encaminadas a potenciar las visitas turísticas de la zona y promover el desarrollo de la marca Parque Natural; por lo que incluso tememos el establecimiento de un parque natural en ese territorio y las consecuentes restricciones”. La Administración autonómica ha defendido que el objetivo de esta iniciativa es que la población residente en esta zona tenga la oportunidad de promocionar sus productos y servicios con una marca de calidad que les avale ante un mercado más competitivo.

La organización agraria sostiene que “Asaja Córdoba tampoco fue informada de las reuniones, por lo que en la pasada comisión de seguimiento del Proyecto LIFE Esteparias, pedimos que se nos explicara todo debidamente, para de esta forma aclarar a los verdaderos protagonistas de la zona -los agricultores y ganaderos- si la Junta está pensando en ese aumento del nivel de protección y si este aumento de protección llevaría consigo un aumento de las restricciones”. Asaja insiste en que, “aunque actualmente”, las zonas de la Red Natura 2000, a las que las ZEPAS pertenecen, no pueden acogerse a la marca de Parque Natural, según la orden reguladora de 15 de diciembre de 2004, “la Junta de Andalucía está en procedimiento de modificarla para que sí puedan incluirse”.

Asimismo, recuerda que “los agricultores y ganaderos continúan esperando aún desde hace varios años las medidas que se prometieron al inicio de la declaración de ZEPA, como la medida agroambiental reclamada por Asaja, que sin embargo sí está en vigor en el resto de las ZEPAS de España”.  Además, la organización agraria ha solicitado a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente que se le mantenga debidamente informada de todos los cambios que pueda haber en esta zona, “puesto que los agricultores y ganaderos a los que representamos, esenciales en la conservación de las aves esteparias y su hábitat, son los protagonistas de la ZEPA”.

Córdoba cuenta con siete las zonas ZEPA. Aparte de la del Guadiato, tres coinciden con los tres parques naturales (Subbética, Hornachuelos y Cardeña-Montoro) y otras tres con las grandes zonas húmedas de Córdoba, como es la gran reserva natural de las Lagunas del Sur, más los embalses de Malpasillo y Cordobilla.

En 2008, la Junta justificó la declaración ZEPA del Guadiato en que en ese territorio -que afecta a los términos municipales de Los Blázquez, Fuente Obejuna, La Granjuela y Valsequillo- habita casi la totalidad de las especies de aves esteparias propias del occidente andaluz. Entre ellas, el Gobierno andaluz destaca a la avutarda común y al sisón, además de poblaciones importantes de aguilucho cenizo y de cernícalo primilla.

El decreto ZEPA insiste en que la existencia de estas poblaciones es posible gracias a “las buenas prácticas de los agricultores y ganaderos”, por lo que es necesario regular su actividad para que el medio ambiente no se resienta en el futuro. En este sentido, el texto destaca como gran finalidad de la ZEPA “preservar, mantener y, en su caso, restablecer una diversidad y superficie suficiente de hábitats para las especies esteparias de Andalucía”. Para ello, considera necesario “mantener los sistemas agrícolas adecuados y suficientes para los requerimientos de estas especies”. Entre otras restricciones, el decreto prohíbe de forma tajante la eliminación de setos de caminos y parcelas, la supresión de manchas forestales o arbustivas, la quema de rastrojos, mover o destruir elementos geológicos del paisaje local y la construcción de pistas de aterrizaje para avionetas o helicópteros.

Archivado en: Agricultura, Medio ambiente

Artículos recientes

¡Comparte este artículo!

© 2014 Cordobagraria. Todos los derechos reservados | All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Sitio web desarrollado por Modum